De acuerdo al Calendario del Proceso Electoral Local 2020-2021, publicado por el Instituto Electoral del Estado de Sinaloa (IEES), hoy 17 de mayo es la fecha límite para que proceda la sustitución por renuncia de candidaturas.

Como era de esperarse, tal y como se lo comenté el 29 de marzo, hoy sería cuando el candidato a la gubernatura por el Partido Verde Ecologista de México, Tomás Saucedo, declinaría por Zamora o por Rocha. Fue por el candidato de PAS-MORENA, Rubén Rocha Moya, por quien se decidió el economista.

El proceso electoral, particularmente la campaña, ha llegado a su momento principal y en que el que, excepto hoy 17, ya no hay vuelta atrás.

En el caso de Rubén Rocha Moya, habiendo arrancado a tambor batiente, con la energía y organización de los pasistas, agregado a lo que la poca estructura morenista ofrece, pero que se ha visto crecer; parecía haberse estancado. No subía en las encuestas, pero se mantenía en muy buen nivel, casi todas las casas consultoras lo califican ganador. El discurso, gastado y regastado por 3 años de mañaneras, se refrescó y mejoró en sus intervenciones. Le faltaba un viento fresco que le sirviera como chispa de reinicio. Esta declinación a su favor pudiera ser ese arranque para la recta final.

En la acera de enfrente se han visto varias anexiones, incluso de quienes se presumían morenistas fundadores, pero ninguna de un candidato a la gubernatura.

Aun cuando era crónica de una declinación anunciada, lo principal es cuánto representa esta adhesión a la campaña PAS-MORENA, cuánto le costará al resto de los candidatos del Verde, como en el caso de Jorge Sato, que busca la Presidencia Municipal de Culiacán, y cuánto le va a costar a la alianza PAS-MORENA la llegada de Tomás Saucedo, en cuanto a posiciones de gobierno, en caso de ganar la gubernatura.

Queda claro que la decisión fue personal y que, aun cuando Saucedo Carreño dijo contar con la anuencia del Partido Verde en Sinaloa, no se presentó ninguno de los dirigentes de dicho partido, por lo que pudieran ser parte de esta adhesión, únicamente el reducido grupo de campaña de Tomás.

En cuanto al Partido Verde, quedan dudas de cómo actuarán en consecuencia. Ya Jorge Sato manifestó que será verde hasta el final. No lo imaginé, en ningún momento, declinando a favor de Jesús Estrada Ferreiro, en última instancia lo veo uniéndose a Faustino Hernández. Hasta eso, tal vez, si pudiera, terminaría apoyando a Millán o Campos, me suena más a Jorge Sato.

Hay otros escenarios posibles. El Verde puede presentar a un nuevo candidato a gobernador, también puede ir en candidatura común con el PT. Habiendo sido hombre el candidato a gobernador del Verde, sin ningún problema pueden cambiar a mujer. Hombre por hombre no hay problema, mujer por hombre no hay problema, hombre por mujer no se puede. Por lo que el PT no pudiera adherirse a la campaña de Rocha Moya pero el Verde sí a la de Gloria González.

El Verde también puede optar por ir en candidatura común con Sergio Torres de Movimiento Ciudadano, incluso con Mario Zamora, teniendo largo historial de alianza con el PRI. Sergio Torres también podría declinar por Rocha o por Zamora pero, Rosa Elena Millán no puede hacerlo, es partido nuevo, tiene que ir solo igual que el PES y RSP, y es mujer; a menos que lo hagan de mutuo propio, haciendo a un lado al partido que actualmente los postula, tal como Tomás Saucedo. Habrá que esperar todo este día para saber si algún otro se baja del barco y a cuál otro se sube.

Lo importante es que, a partir de hoy, inicia la etapa final de esta campaña que culminará el último minuto del miércoles 2 de junio, en espera de lo que suceda en la encuesta definitiva que será la elección del domingo 6. Los que no se bajen o se suban hoy, tendrán que aguantar vara, ya sea que les toque reír o lamentar. Eso creo yo.

P.D. La candidata que sigue dando buena nota es la del Distrito Local 14 por el PES, Graciela Cueto. Pinta para que ese distrito se defina por una ciudadana y no por un heredero. Al tiempo.