La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, revocó la sentencia de la Sala Regional Guadalajara del viernes 21 de mayo, que imposibilitaba al Partido Sinaloense para acompañar en candidatura común a los aspirantes a las Alcaldías de Culiacán y Mazatlán, además de 6 Diputaciones Locales, en busca de la elección consecutiva.

La noticia y la explicación de dicho dictamen se lo compartimos en la columna anterior, acompañado de las posibles implicaciones.

También le comentamos que el PAS interpondría un recurso de reconsideración ante la Sala Superior del Tribunal Electoral, que es lo que sucedió y generó la revocación mencionada, por lo que todo queda como estaba hasta antes de la resolución del viernes 21 y los candidatos comunes PAS-MORENA vuelven a esa condición.

Lo que más llamó la atención en aquel momento fue que el PAS no registró otros candidatos a las presidencias municipales de Mazatlán y Culiacán, y se sostuvo pidiendo el voto a favor de los candidatos registrados por MORENA, con todo el riesgo que ello implicaba.

Muchas fueron las voces que daban por desaparecido al PAS, perdiendo su registro, con pocos o ningún Diputado Plurinominal, incluso hubo quienes consideraron retirado de la política a Héctor Melesio Cuén, pues la situación generaba una posición muy vulnerable para el instituto político que se había sostenido por 8 años, y vislumbraba una fecha fatal.

Hay que aclarar, tal y como ya se comentó, que aun cuando la ley establece que los candidatos que buscan la reelección, sólo pueden ser postulados por alguno de los partidos políticos que los impulsaron en la elección anterior, en ningún momento establece que, después de ser postulados por alguno de esos partidos, en estos casos MORENA, no puedan ser secundados por algún o algunos otros partidos. Recuerde que lo que no está expresamente prohibido, está permitido. En este sentido fue el resultado de la reconsideración que hizo el tribunal.

Con esta resolución, MORENA va por elección consecutiva en Culiacán, Mazatlán y en los Distritos 5, 11, 15, 16, 20 y 22, y el PAS los acompaña en candidatura común.

Los que se hubieran visto más favorecidos son los candidatos de Va X Sinaloa que buscan las mismas 8 posiciones, ahora se vuelve a apretar la elección. Personalmente no considero que haya algún candidato que pueda presumir que “va en caballo de hacienda” y que ganará fácilmente.

El regreso a como iniciaron la etapa de campaña favorece grandemente a PAS-MORENA pero, creo que el que merece el mayor reconocimiento es el propio Maestro Héctor Melesio Cuén Ojeda.

Si la fracción morenista de esta alianza no es malagradecida, deben reconocer que el valor de la palabra de Cuén Ojeda se fortalece pues estuvo dispuesto a asumir el riesgo de no tener candidatos en 2 municipios, los más grandes del estado, pero no traicionó su palabra empeñada con MORENA.

Estuvo dispuesto a perder todo lo hecho, logrado y trabajado en 8 años, antes que rajarse en un compromiso que ha tomado con la seriedad que se deben asumir este tipo de acuerdos. Aunque la traición, en búsqueda del beneficio personal, es de lo más común en la política, no hubo ninguna muestra de ello en la posición del PAS y Cuén, en su compromiso con MORENA, Rocha, Estrada y Benítez. De resultar ganador el Dr. Rocha Moya, y los candidatos implicados, será muy fácil de identificar si se dieron cuenta o se hacen los desentendidos.

Cambiando de tema, algo que no es común en este espacio, permítame comentar sobre los cierres de campaña de los candidatos a gobernador por PAS-MORENA y Va X Sinaloa.

Evidentemente a nadie le preocupó la sana distancia. Esa mentada Susana está de los más desairada y olvidada.

Los 2 escenarios fueron totalmente diferentes y dan de qué hablar. Usted me puede decir que fue mejor no cerrar ninguna calle y tener el evento de cierre de campaña en el palenque de la feria ganadera, pero ¿Un lugar cerrado en medio de la pandemia?

Por otro lado, el profe Rocha lo hizo en un espacio abierto, pero provocó problemas viales y molestia de algunos de los comerciantes del centro.

Lo que es innegable es que, ambos, bien pudieron buscar y encontrar un espacio de similar capacidad en el que no se molestara o arriesgara a nadie. Ejemplos son: el teatro griego del parque 87, las canchas del CCC, el estacionamiento del estadio de los Tomateros. Seguramente a usted se le ocurrirán muchos más y mejores lugares que estos que le propongo.

También llaman la atención 2 asuntos.

El primero de ellos es lo significativo que fue el actuar de la Sra. Wendy, esposa de Mario Zamora. Aunque es muy joven, prefiero referirme a ella de esa manera, por respeto.

La vimos en la campaña y le entró de lleno, al grado que debutó, eso creo, como cantante y se convirtió en la artista que le dio la bienvenida al candidato en el palenque.

No sé a usted, pero a mi me pareció muy extraña la manera como entró “El Mario” al escenario. Creo que lo normal, si te presenta tu esposa, es dirigirte directo a ella y agradecerle con un abrazo, tal vez un beso. El candidato de la alianza PRI-PRD-PAN entró como artista, ni peló a su esposa y ella solo acató a hacerse a un lado. ¿Qué significa la actitud de Mario Zamora al entrar al escenario del palenque? Ojalá no sea lo que viene a mi mente y a la suya, si es que está pensando mal.

También me pareció de muy mal gusto que, en el cierre de campaña de Rocha Moya, uno de los invitados fuera Gilberto Salomón Vázquez, mejor conocido como “La Gilbertona” ¿Qué le aporta a las propuestas de alguien que busca ser gobernador?

Sobre el resultado de la elección, no haré pronósticos, ni que fuera el Goyodamus. Lo que sí le recuerdo y le recalco, es que la invitación de salir a votar sigue en pie. Acuda a su casilla, sufrague por quien usted considere que debe gobernar Sinaloa, llegar a la Cámara de Diputados, integrarse al Congreso del Estado y gobernar su municipio. No deje pasar esta oportunidad y, por favor, no anule su voto, eso solo genera que sean menos los que decidan por la mayoría. Eso creo yo.

 

P.D. Lamentable que se ofenda, agreda, insulte y se inventen mentiras en contra de periodistas, particularmente de parte de candidatos o aspirantes a políticos. Lo único que hacen es demostrar su poca tolerancia, entre otras «cualidades». Recuerde que la Columna es la opinión de quien la escribe. Si no está de acuerdo con lo que escribe el compañero, no lo lea, pero deje a un lado el recurrir a la descalificación, menos mediante la calumnia.