Tal vez cuando se sube a su carro le ha tocado que en el tablero le aparezca la leyenda «Door Ajar», acompañando el sonido de alerta de que algo no anda bien. La frase «Door Ajar» significa puerta entreabierta y por supuesto está avisando de que alguna de las mismas no se ha cerrado apropiadamente o con la fuerza suficiente.

Cuando me refiero al Parlamento «Ajar», es para afirmar que falta mucho para establecer un verdadero Parlamento Abierto en el Congreso del Estado de Sinaloa y que, si acaso, tenemos un «Parlamento Entreabierto». En esta LXIII Legislatura, junto con muchas otras inconsistencias, decepciones y burlas, se suman esas pretensiones que claramente no pasan de eso.

Quienes mandan en el Congreso se pavonean y se llenan la boca al decir que, en estos dos años hemos tenido dicho Parlamento Abierto, pero no escuchan, ni quieren escuchar, a quienes habiendo participado en las distintas mesas de trabajo, conferencias, paneles y diversas reuniones, se manifiestan en contra del resultado final de todo ese espectáculo montado.

En el asunto del dictamen relativo a buscar la protección de los animales, fue evidente el desacuerdo de quienes han dedicado su vida a la protección animal y sabían que en dicho dictamen se estaba actuando de forma equívoca. Es importante destacar que entre los manifestantes hay empleados del Congreso, que fungen como asesores, y que tenían muy claro que, de no mostrar su inconformidad de manera rotunda, dicho dictamen sería otro fiasco, como el de la ley ambiental.

Totalmente de acuerdo en que nada justifica la violencia ni los ataques físicos, haciendo a un lado eso, era imperativo dejar asentado que no todo era miel y a la vez establecer constancia de que esta Legislatura, si no es con rudeza, no se les puede impedir que impongan sus ideas, sin importar nada más que su necedad.

En el Boletín1188/2020, la LXIII Legislatura condena la violencia en sus instalaciones entre integrantes de la sociedad civil del jueves 28 de enero. El acuerdo No. 79 de la JUCOPO, en su párrafo segundo dice:

ACUERDO NO. 79 DE LA JUNTA DE COORDINACIÓN POLÍTICA

SEGUNDO. Solicitamos, de manera respetuosa, a todas las personas y representantes de organizaciones civiles, a que cuando acudan al recinto de este H. Congreso del Estado de Sinaloa, actúen invocando sus derechos y planteando los hechos que consideren pertinentes, todo ello dentro de un marco de respeto, como lo exigen las leyes y la sana convivencia social.

Con las facultades y derechos que la ley nos concede, esta debe ser la respuesta:

ACUERDO DE LA SOCIEDAD CIVIL SINALOENSE

SEGUNDO. Solicitamos, por ser su obligación y por recibir un alto pago que se origina en el erario público, a todas y todos los Diputados locales, sus asesores y personal, que cuando dictaminen cualquier asunto que se haya tratado, discutido, analizado y consensado mediante reuniones de lo que se ha dado por llamar «Parlamento Abierto», actúen respetando nuestros derechos y planteando en dicha iniciativa lo acordado y presentado por nosotros sus empleadores, entiéndase la sociedad sinaloense, como lo exigen las leyes y la sana convivencia social. Eso creo yo.

_____________

Reinicio para tocar otro tema que ha llegado a extremos impensados. Y le aclaro que no es un asunto de preferencias, es de verdades contra mentiras, es de evitar el engaño, y de pasada el exceso de confianza, creyendo que la tienen fácil en Sinaloa.

Tal y como le decía en la columna hace algunas semanas, la derrota que MORENA sufrió en la elección del Estado de Hidalgo el 2020, ha querido ser minimizada con distintos argumentos. Lo que ya no me pareció tolerable es que se quiera hacer mediante el engaño.

Se supone que un principio del movimiento-partido fundado por Andrés Manuel es No Mentir, pero no aclaran que eso es solo cuando convenga a sus propios intereses.

Platicando con un Diputado morenista me dijo que la capital de Hidalgo, Pachuca, la había ganado su partido y que la mayoría de los hidalguenses es gobernado por sus correligionarios, además de que el resultado de dicha elección del año pasado es una victoria para el morenismo ¿Qué necesidad hay de dar información falsa si se puede investigar fácilmente? Imaginen si hace esas declaraciones en una entrevista con un periodista que sí esté enterado y le haga ver, en vivo, los datos reales.

Al final de este documento le dejaré imágenes de los resultados, más que claros y con la fuente oficial.

Permítame iniciar diciéndole que en el año 2016 MORENA obtuvo 90,798 votos, en la elección en la que el priísta Omar Fayad Meneses se convirtió en Gobernador. Para el año 2018, con la ola de AMLO, Hidalgo le otorgó a MORENA la friolera de 606,754 sufragios a favor. Para el 2020, hace menos de un año, las cosas volvieron a su cauce y los morenistas solo manifestaron 103,349 votos ¿En dónde está el triunfo?

En el Estado de Hidalgo, los 10 municipios de mayor población, de los 84 totales, concentran una tercera parte de los habitantes. En la elección del 2020, de los 10 municipios más poblados de Hidalgo, los primeros tres los ganó el PRI, incluyendo Pachuca, Mineral de la Reforma y Tulancingo, además del octavo. MORENA venció en Tizayuca, que es el cuarto en densidad poblacional, y los 6 restantes se dividieron 1 para el PES, 2 para la Alianza PAN-PRD, y el décimo para la Alianza MORENA-PT-Verde.

La población total del Estado de Hidalgo, según el CENSO 2020, es de 3,082, 841 personas. De los cuales, el 13.784% es gobernado por MORENA a partir del 2020.

Lo más preocupante, además de que mientan consciente o inconscientemente, es que no se alerten al ver los resultados en las entidades federativas en las que ha habido elecciones en el 2019 y el 2020.

De los seis estados en los que hubo proceso electoral en el 2019, tres las ganó MORENA, dos el PAN y una el PRI. En las del 2020, las dos las ganó el PRI, en Coahuila e Hidalgo.

Están tan absortos en disfrutar del obsceno y momentáneo poder, que se pierden en su sueño. Sueño que les hace creer que ya ganaron una vez y que lo contrario no sucederá jamás. Pues que les pregunten a los candidatos que pasaron a la historia en Hidalgo. Si no ven o no quieren ver la realidad, la realidad los verá a ellos y se reirá en su cara. Eso creo yo.

 

P.D. Hay les hablan. Que si pueden hacer el favor de dejar de colgarse de las iniciativas de otros para subir al estrado y buscar la nota. Ya estuvo bueno.