Tras sus brillantes participaciones en la reciente Serie Mundial del béisbol de grandes ligas con los Astros de Houston, el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, recibió a los lanzadores sinaloenses Roberto Osuna Quintero y José Luis Hernández Urquidy, a quienes les reconoció su entrega en la loma de los disparos, desde donde pusieron muy en alto el nombre de Sinaloa y México ante el mundo, fungiendo como ejemplo a seguir para la niñez sinaloense.

 

Acompañado por su señora esposa, Rosy Fuentes de Ordaz, el gobernador felicitó al ahomense Roberto Osuna, y al mazatleco José Urquidy por su temple, valor y sobre todo, calidad mostrada con sus pitcheos para dejar una huella en la historia del béisbol mexicano, pues nunca antes dos sinaloenses coincidieron en un mismo equipo en una Serie Mundial.

“Aquí estamos con dos grandes líderes, orgullo de los sinaloenses que nos llenaron de emoción la semana pasada en la Serie Mundial. Esto es lo que produce Sinaloa, tierra de campeones”, expresó el gobernador.

Quirino Ordaz enfatizó en que el ejemplo que dan Osuna y Urquidy a la niñez sinaloense es de admirarse, pues ellos demuestran que pensar en grande viendo el cómo sí se puede lograr los sueños, es posible.

Asimismo, Ordaz Coppel adelantó que tras una charla en corto con estos ídolos sinaloenses, acordaron trabajar en proyectos que beneficien a niñas y niños de escasos recursos.