Durante las campañas políticas, los candidatos y candidatas de todos los partidos suelen recurrir a temas muy nobles para buscar despertar el interés ciudadano. En este sentido, renglones como la cultura y otros más como el medio ambiente, son para los políticos oro molido.

Regularmente recurren a ellos como ornamento para revitalizar su manida retórica discursiva, destacando la urgente necesidad de atenderlos y prometiendo que, llegadas sus administraciones, dichos ámbitos serán una prioridad y no se escatimará esfuerzo alguno para darles un verdadero impulso. Sin embargo, en los hechos hemos sido testigos como en la mayoría de los casos, estos dos temas, por ejemplo, son aquellos que precisamente quedan catapultados como parte de las últimas prioridades por atender cuando se ejerce el cargo.

Afortunadamente, durante las actuales campañas en nuestra entidad hemos visto en algunos candidatos un compromiso serio con el desarrollo de la agenda cultural y ambiental. A nivel del cargo para gobernador, quienes más atención les han dado a estos dos rubros son el abanderado de la Alianza Va por Sinaloa, Mario Zamora Gastélum, y la candidata de Fuerza por México, Rosa Elena Millán Bueno, quien incluso ha manejado como slogan ecologista que el rosa es ahora el nuevo verde.

Recordemos que Mario Zamora, quien ha propósito pasado mañana tiene programado un evento con ambientalistas, tuvo también, hace escasamente dos semanas, un nutrido e interactivo encuentro con la comunidad artística, del cual resultaron compromisos firmes para impulsar la difusión y capacitación artísticas, abarcando todas sus modalidades y llegando a todas las regiones de la geografía sinaloense.

A nivel de la lucha por las alcaldías, ha sido Faustino Hernández el único que se ha sentado a platicar de cerca tanto con ambientalistas como con artistas, creadores y promotores culturales. Con estos últimos, coincidió en la importancia de democratizar y descentralizar los bienes y servicios culturales, de modo tal que éstos puedan llegar a cada sindicatura, comunidad y colonia de Culiacán. Del mismo modo, se comprometió a reconocer e impulsar ese enorme talento local con que contamos y que en muchas de las ocasiones no son valorados como se merecen.

Así pues, esperemos que más candidatos adopten tan importantes temas como la agenda cultural para que sean parte de sus prioridades, sobre todo cuando está más que visto que si este aspecto no se fortalece, difícil, muy difícilmente lograremos modificar esos nocivos patrones de conducta, los cuales están impregnados hasta el tuétano por una narcocultura que no permite a las nuevas generaciones diversificar sus opciones de entretenimiento y recreación.

SINALOENSES DESTACADOS EN LA CULTURA. – Y hablando de talentos locales, aprovecho este espacio para destacar que existe un sector cultural que sigue cosechando frutos para orgullo de todos los sinaloenses. En esta ocasión, quiero referirme a dos buenos amigos y grandes valores que han trascendido fronteras y puesto muy en alto el nombre de nuestra entidad.

Por una parte, sin duda es más que justo el último reconocimiento del que fue objeto el internacionalmente prestigiado escritor Elmer Mendoza Valenzuela, a quien se le otorgó el grado de Doctor Honoris Causa por parte de la Universidad Autónoma de Sinaloa. Este doctorado si bien obedece a su fructífera trayectoria, a decir del propio Rector Juan Eulogio Guerra, esta no se califica sólo por su profusa y condecorada producción literaria, sino también por el impacto que ha tenido cada una de ellas dentro de la literatura contemporánea, donde se ha hecho patente nuestra realidad cultural, misma que se identifica y expresa en un habla nítida y honesta, como lo es el carácter de los sinaloenses.

De igual forma, va también nuestro reconocimiento y felicitación al ilustre poeta guasavense Rubén Rivera García, quien recientemente resultó ganador del codiciado Premio Nacional Bellas Artes de Poesía Aguascalientes 2021, al cual se hizo acreedor por su obra “Senderos de Suicidas”. A palabras expresas del mismo jurado calificador, en el poemario de Rivera se destaca en él una construcción unitaria en cuanto al abordaje del tema; pero sobre todo por el tono y la tensión que mantiene en cada uno de sus poemas.

Cabe destacar que Rivera García ha sido galardonado en muchas otras ocasiones, como cuando logró traerse a nuestro estado otro premio tan importante como el de Poesía Clemencia Isaura. En esta ocasión, este prolífico poeta y fotógrafo, obtiene este codiciado premio el cual ha sido entregado a escritores de la talla de José Emilio Pacheco, Javier Sicilia y Mario Bojórquez entre otros. Felicidades a ambos… ¡puro orgullo sinaloense!