DAMAS Y CABALLEROS, hay que quitarse el sombrero para enaltecer la soberbia temporada de Julio Cresar Urías. Con la actuación del jueves frente a los Piratas de Pittsburgh, alcanzo la cima de ligas mayores, con la más alta cifra de victorias (9-2), por encima de los millonarios y estrellas del firmamento.

EL ZURDO de la Higuerita, evoca la memorable presentación de Fernando Valenzuela con los mismos Dodgers en 1981, cuando fue el mejor de la gran carpa con marca de 8-0 en sus primeras ocho aperturas, que lo encumbraron como los premios, Novato del Año y el no menos prestigiado Cy-Young.

URIAS, en su sexta temporada con los campeones de la serie mundial, ahora es el rey de ganados, por encima de estelares como, Gerrit Cole, Aaron Civale, Jack Flaherty, Shane Biber, Madison Burgarner, Lance Lynn, Jacom De-gromm, Yu Darvish, Max Sherzer, Jack Arrieta, Black Snell y sus compañeros de equipo, Clayton Kershaw y Trevor Bauer. Nada más. Ahora aparece, con marca de 9-2, 3.56 de efectividad y 85 ponches. De paso, incremento productividad con el bat, al empujar otro par de carreras para elevar a 7 su cosecha.

DESDE LUEGO, que esta alentadora campaña, consolida proyecciones para este año, de disputar el ansiado Cy Young, como el mejor pitcher. Esta en su momento, ha aprovechado que le ha soltado las riendas el manager Dave Roberts. Lo ha dejado de planta en la rotación de abridora Y ha respondido con creces. Conservar el triunfo en la coronación de Dodgers la campaña anterior, lo ha catapultado este 20212. Sabemos que falta mucho camino por recorrer para alcanzar su consolidación, pero lleva paso firme y contundente.

CUANDO recordamos al Toro Valenzuela, no es para comparar lo que ofrece Julio. De ninguna manera. El Sonorense, se cuece aparte. Lo que consiguió, forma parte de la rica historias de nuestra pelota. Único en lograr los títulos de Novato del año y Cy Young en la misma campaña del 81, nadie lo ha cristalizado. Sus 173 triunfos y 2074 ponches, parecen inalcanzables.

SEIS JUEGOS de estrellas consecutivos, 8 triunfos en línea con cinco blanqueadas en su debut, ganar 21 juegos en 1986, lanzar sin hit ni carrera a San Luis en 1990. Además, fue extraordinario a la ofensiva, tiene bat de plata en tres años, (81, 86 y 89). Mas triunfos en 1986 con 21. Líder en juegos completos en Liga Nacional en 1981 con 11. Julio Cesar, está en proceso de lograr sus primeras distinciones. Desde el Toro Valenzuela, pasando por Higuera, ningún mexicano había conseguido acaparar la atención en cada salida.

AHORA, el zurdo que pertenece a Tomateros de Culiacán, se enfila a convertirse en el cuarto lanzador en la historia del beisbol azteca, en capturar 20 o más triunfos, donde aparecen el protagonista de la Fernandomania, Esteban Loaiza con Medias Blancas en 2003, ambos con 21, e Higuera con 20. Al paso que presenta Urías, no tardaran los premios particulares. Para ello, debe mantener consistencia, humildad y cuidarse para evitar hasta donde se pueda, las lesiones.