• REGRESO TRIUNFAL EN LOS JPP-LIMA
  • CAMINO A PARA-PARALIMPICOS TOKIO
  • SINALOENSES MEDALLISTAS EN LIMA

ES JUSTO Y NECESARIO, rendir nuestro reconocimiento a la delegación Sinaloense, que asistió a los Juegos Para-Panamericanos de Lima, Perú 2019. En este pokar de estelares, Jorge Benjamín Gonzalez, recupero  terreno perdido desde los Paralimpicos de Brasil 2016. Una lesión en plena justa internacional, le impidió conquistar su segunda medalla. La primera la consiguió en Londres 2012, bronce en 400 planos. En plena etapa de madurez, el espigado deportistas Culichi, trabajo a fondo, se preparo como novato y prometió regresar al podium. Lo hizo de manera sensacional, al capturar medalla de oro en su prueba estelar, los 400 lisos con tiempo de 50.49 segundos con nueva marca continental en la división T-13 (Débil visual).

 

NO CONFORME, Jorge Benjamín, participo en salto de longitud y sorprendió, al capturar plata, producto de gigantesco brinco de 6.50 metros, solo superado por el Cubano, Luis Gutierrez con 7.31 metros, que es marca mundial. Hoy trabajador del ISDE, Benjamín, en plena etapa de madurez, se ha ilusionado y ya piensa en asistir a sus terceros Paralimpicos en Tokio 2020. Y no solo quiere participar, quiere otra presea. Tiene argumentos para cumplir su meta y tenemos fe, que así será. Esta brillante actuación, le reditúa un apoyo económico de oro.

NO OLVIDAR, que el presidente AMLO, prometió el mismo respaldo económico que otorgo a los deportistas convencionales de Lima-2019. Es decir, becas de 240 mil pesos anuales, 40 mil por medalla de oro y 35 mil de plata. De la misma manera, el Gobernador Quirino Ordaz Coppel, tendrá que apoyarlos como lo hizo con los 11 Sinaloenses medallistas en Perú. 30 mil a ganadores de presea dorada, 20 mil plata y 15 mil bronce. Es decir, Jorge Benjamín, aseguro bolsa colectiva de, 365 mil pesos.No esta nada mal. Y lo merece, un joven, que en sus años mozos andaba de rebelde. Sus padres, de condiciones humildes, fueron su soporte para cambiar de vida. Su padre, que ya murió, era entrenador de fútbol, pero Bengi,se inclino por el atletismo. Hoy es una estrella nacional e internacional. Su madre, que se fue a radicar a Los Mochis, no lo ha dejado solo, le tiende la mano siempre.

NUNCA OLVIDARE, cuando cubrimos su actuación en Londres. Estuvimos en su casa y a la hora de iniciar la carrera, su progenitora, estuvo a punto del infarto, cuando en los últimos 100 metros, Jorge, acelero a fondo y alcanzo dramáticamente el bronce. Los gritos, eran desgarradores. “Vamos mi niño, vamos mi niño”. Todos lloramos y abrazamos a su madre, que gozo de uno de los momentos mas grandes de su vida, como seguro estamos, lo volvió a sentir en Lima.

QUE DECIR, de los otros medallistas Sinaloenses. El mismo esfuerzo y entrega. El también especialista en 400 planos, el Mazatleco Jesús Manuel Martines,  en otra modalidad, T-12,  logro orgullosa plata con 51.11 segundos. Y otra que acaparo reflectores, Rosa Maria Guerrero, que conquisto dos oros en lanzamientos de bala con 81.11 metros y disco con 22.64. En basquetbol de sillas de ruedas, el Mochiteco Martín Ernesto Arredondo, cumplió y muy bien, al ocupar el séptimo lugar. Todos ellos, fueron soporte para que la delegación de México, estableciera récord de medallas con, 42 oros y superar el centenar de preseas para un honroso tercer lugar  colectivo, solo abajo del líder Brasil y Estados Unidos.