«El Grupo Parlamentario del PRI en la 63 Legislatura del Congreso del Estado de Sinaloa ha actuado siempre en estricto apego a la legalidad y ha demostrado seriedad, profesionalismo, responsabilidad y compromiso con los sinaloenses”, declaró el diputado Sergio Jacobo Gutiérrez, coordinador de dicha fracción legislativa.

Lo anterior, al dar a conocer el Informe de Actividades correspondiente al segundo año de ejercicio constitucional de la actual Legislatura. Sergio Jacobo destacó que “Al presentar este informe de actividades, las diputadas y diputados priístas rendimos cuentas claras y damos la cara a la sociedad, para que se evalúe nuestro trabajo”.

El lesgislador priísta mencionó que la pandemia del COVID-19 alteró notablemente el trabajo del Congreso del Estado, sobre todo en el período que comprende los meses de abril a julio del segundo año de ejercicio constitucional, aun así “En el segundo año de ejercicio de la presente legislatura el Grupo Parlamentario del PRI presentó 54 iniciativas de ley, sobre temas sustantivos para el desarrollo de Sinaloa, como la economía, salud, agenda de género, transparencia y combate a la corrupción, atención a grupos vulnerables y modernización del poder legislativo”.

El coordinador de las diputadas y diputadas priístas comentó que en los dos años de ejercicio de la 63 Legislatura el Grupo Parlamentario del PRI ha presentado 132 iniciativas, pero lamentó que únicamente han sido dictaminadas y aprobadas 15 de estas propuestas. “Como lo hemos venido reiterando, nos preocupa mucho la lentitud con la que está trabajando el Congreso del Estado. A la fecha se acumulan 774 iniciativas en la congeladora legislativa, que lejos de disminuir sigue creciendo”, criticó Sergio Jacobo.

El líder de las diputadas y diputados priístas detalló que en el primer año de la actual Legislatura se aprobaron únicamente 14 decretos sobre nuevas leyes o reformas de leyes, y en el segundo año se aprobador 30, para sumar 44 en todo el ejercicio. “Se trata de una productividad muy baja, y si tomamos en cuenta el presupuesto del Congreso del Estado cada nueva ley o reforma de ley le cuesta a la sociedad 19.5 millones de pesos, lo que significa que el Congreso del Estado le sale muy caro al pueblo de Sinaloa”.

El legislador priísta convocó a los demás grupos parlamentarios a revertir esta situación, trabajando conjuntamente y mediante el diálogo, para acordar propuestas que modernicen el marco jurídico que requiere el desarrollo de Sinaloa.