La Diputada Graciela Domínguez Nava, Presidenta de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) del Congreso del Estado de Sinaloa, declaró que lamenta profundamente los hechos ocurridos en Culiacán durante las últimas horas, en las que todos vivimos terror, incertidumbre, desesperación, impotencia, desamparo e inseguridad.

 

Expresó su reconocimiento a todos los sinaloenses que, en un despliegue de la generosidad que nos caracteriza, recibieron en sus hogares, negocios y centros de trabajo a quienes lo necesitaron.

El Gabinete de Seguridad y el Presidente de la República han dado ya su postura al respecto, en la que se reconoce un operativo fallido. Ante lo ocurrido, se privilegió la seguridad de la sociedad civil y la salvaguarda de vidas inocentes. Esto demuestra que el Gobierno actual no tenía más interés que el de pacificar una ciudad convertida en un caos por la violencia.

Agregó que ante la adversidad y los tiempos difíciles que vivimos, es momento de la reflexión social y la solidaridad. Son tiempos de apoyar al presidente de la República para solucionar el problema añejo de la descomposición social, poniendo siempre en primer lugar la vida y la paz.

Dijo confiar en que ante este duro episodio, las autoridades competentes, en todos los niveles de gobierno, mejorarán sus estrategias. La política de pacificación se debe hacer atendiendo las causas sociales que generan la violencia. Sabemos que, ante años de omisión e impunidad, no es un tema que pueda resolverse de la noche a la mañana, pero confiamos en que se impondrá la paz y la tranquilidad por el bien de todos.