La taekwondoín Briseida Acosta se quedó con la plaza olímpica en más de 67 kilos luego de vencer en punto de oro a María Espinoza en la evaluación interna que se realizó en el Centro Nacional de Alto Rendimiento. En el primer round, María se fue adelante en el marcador luego de conectar un punto con el puño, mientras que Briseida no pudo encontrar la manera de empatar el combate.

Al principio del segundo round, María fue amonestada por no combatir y ello le dio el empate a Briseida, poco después Acosta conectó un puño en el peto de María para adelantarse por 2-1, sin embargo, Espinoza no se quedó atrás y conectó otro punto con el puño, para así terminar esta etapa por 2-2.

Ya en el tercer round las taekwondoínes salieron con más determinación para buscar el pase a Tokio 2020. María conectó dos puntos con una patada al peto de Briseida para el 4-2 y poco después realizó otros dos puntos con el puño para el 6-2.

Briseida no bajó los brazos y se fue al ataque, y poco a poco fue recortando el marcador en su contra. Acosta primero conectó en dos ocasiones con el puño para el 6-4, y después María fue amonestada y ello le dio otro punto a Briseida, quien después conectó una patada en la cara de María para darle vuelta al marcador por 8-6. En los últimos segundos, María busco los puntos del empate y lo cual hizo con dos golpes de puño, y así el parcial terminó 8-8 y todo se definiría en el punto de oro.

Ya en esa ronda, Briseida conectó un punto con el puño, pero en esta etapa la deportista debe de ganar con mínimo dos unidades en el marcador. En los últimos 10 segundos Espinoza se fue al ataque y propició una amonestación para Acosta por falta de combate, pero ya al final María se cayó en otro ataque que hizo, y ello tuvo como consecuente otro punto en su contra.

Así, Briseida Acosta ganó la evaluación y estará disputando en Tokio sus primeros Juegos Olímpicos. “Estuve muy tranquila y estamos preparadas para cerrar con pocos o muchos puntos, y eso se ve realmente en los combates de taekwondo. Es mucha emoción, hoy se celebra y mañana hay que estar de nueva cuenta enfocada porque el sueño sigue. Mi expectativa es darle una alegría muy grande a México, tengo la capacidad y lo he demostrado. De mi pueden esperar que mi corazón y mi alma quedará en el área”, mencionó Acosta.

Así, Briseida Acosta (+67 kilos) y Carlos Sansores (+80 kilos) son los dos taekwondoínes que buscarán dejar huella en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.