Desafortunadamente las políticas públicas del gobierno no van encaminadas para apoyar a las jefas de familia y a los enfermos de coronavirus, esto ha ocasionado que muchas personas tengan que hacer un esfuerzo extraordinario para solucionar esta falta de apoyo de las autoridades, informó Héctor Melesio Cuén Ojeda, Presidenete del Partido Sinaloense (PAS).

Recordemos que en el país existen más de 34 millones 744 mil 818 hogares; 9.97 millones de ellos, es decir, el 28.7 por ciento de estos son dirigidos por jefas de familias y se proyecta que estos núcleos tendrán problemas cuando las niñas, niños y adolescentes se integren a sus clases virtuales.

Sabemos que estos hogares encabezados y sostenidos por mujeres, en un día normal, llevan a sus hijos a la escuela, ellas se van a trabajar, luego, al salir de sus labores, recogen a sus hijos y después se dedican a que las niñas y niños cumplan con su labor escolar y las necesidades propias de un hogar, esta es una una jornada diaria de estas jefas de familia, mismas que pueden ser calificadas como heroínas.

“Pero que va a pasar el día que las niñas, niños y adolescentes se integren a sus estudios, ¿cómo van a atender sus clases virtuales?, tendrán que permanecer en el hogar más tiempo que el normal, y, sus madres tendrán que salir a trabajar, por lo que se corre el riesgo de algún accidente al estar solos en casa, por eso se debe de implementar de parte del gobierno un apoyo urgente temporal a estas mujeres que dirigen el hogar solas”, manifestó Héctor Melesio Cuén Ojeda.

Por otro lado, se están incrementado las familias que se despojan de todos sus bienes acumulados en su vida por atender a sus parientes afectados por el coronavirus, cuando en un principio se dijo, por parte de las autoridades federales, que la atención a estas personas iba a ser gratuita y con los medicamentos necesarios.

“Hoy estamos viendo que el gobierno nos ha mentido en el apoyo a las personas que contaren esta pandemia, los está dejando solos, por lo que el costo de la hospitalización y las medicinas son costeados por sus parientes, estas se tienen que desprender de lo que tienen para poder lograr que su familiar salga con vida de esta enfermedad y si no lo hace el costo de un funeral es altísimo y quedan endeudados, por eso debemos de exigir que se apoye con medicamento y hospitalización gratuita a toda persona que este enferma”, expresó Cuén Ojeda.