Antes que nada le aclaro que soy de la idea de que es necesario contar con infraestructura deportiva de primer nivel. Me parece importante que se tengan espacios para la práctica del beisbol y futbol de la altura de los inmuebles de Guasave, Los Mochis, Mazatlán y Culiacán. También creo que el puerto ya requería de una instalación que permitiera el balompié de primera división, además de lo que debería de ser el estadio de los Dorados, que al pasar de los años es obra inconclusa. Ojalá sucediera lo mismo en muchos otros deportes.

Por supuesto que me gusta que tengamos el mejor beisbol de México como lo es el de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), y que para disfrutar de esa calidad de pelota no tengamos que viajar a otras entidades federativas u otros países. Si a eso le agregamos la posibilidad de ver a los equipos del máximo circuito del futbol mexicano, vamos de gane. Lo único que faltaría para saltar de gusto es que el Circuito de Basquetbol de la Costa del Pacífico (CIBACOPA) diera el brinquito que le falta para alcanzar, y de ser posible superar, a la Liga Nacional de Basquetbol Profesional (LNBP).

Junto con lo anterior, es importante agregar el dato de que el deporte que más se practica en Sinaloa no es el beisbol. No señores, eso es un dato completamente falso. Lo fundamento con los siguientes números: en el beisbol, Sinaloa cuenta con cerca de 10,000 afiliados en todo el Estado, en alrededor de 10 categorías. Mientras que el futbol le pega a los 10,000 jugadores registrados solo en Culiacán, llegando a más de 30 mil en la entidad, en 22 categorías ¿Cómo la ve?

Dicho lo anterior, quiero referirme a los esfuerzos que se han hecho para que los espacios deportivos ya mencionados se construyeran o remodelaran. Le recuerdo lo que he comentado en otras ocasiones, el “gober” me cae bien, y aunque nunca hemos tenido una plática personal, tengo la impresión de que es bien intencionado, sin que eso le haya evitado “meter las cuatro” de vez en cuando, este me parece que es uno de esos casos.

Para empezar, el estadio de los Algodoneros fue promesa del Presidente López Obrador, allí nadie se quejó de lo que se tuviera que invertir, no había pandemia sí es cierto pero, siempre hay necesidades qué cubrir y mucho bien que se hubiera podido hacer con ese dinero, y nadie dijo ni pío. Como era para que AMLO quedara bien, la obra queda “santificada”. Si de lo gastado en estadios por AMLO fuera el tema ¡¡¡Uffff!!!! Vuelvo a Guasave, siempre he creído que el Gobierno Federal no mandó ni un centavo para el coloso algodonero y fue el Gobierno de Sinaloa el que se la rifó con los recursos. Si así fue, foul, primer strike para el “gober”.

En el caso de la remo-construcción del estadio de los venados de Mazatlán, pues sí, muy bonito, muy para la Serie del Caribe pero se estaban robando el agua y el Alcalde de Mazatlán dijo “¿Pa dónde?” y que se los quita. Ahora hay que ver si tanto los Venados, como la LMP y la Confederación del Caribe aceptan las condiciones que les está poniendo el Químico Benítez, que no se anda con juegos ni rodeos. Abanica el segundo strike.

La mañana de hoy sábado, la Diputada Yeraldine Bonilla Valverde, Presidenta de la Comisión de la Juventud y el Deporte, y el Diputado Marco Antonio Zazueta Zazueta, Presidente de la Comisión de Fiscalización, ambos de MORENA, afirmaron que el Club de Futbol Mazatlán F.C. no tiene facultades legales para utilizar el nuevo estadio construido por el Ejecutivo Estatal en el puerto sinaloense ya que eso lo tiene que aprobar el mismo Congreso y hasta el momento no se ha iniciado el proceso de autorización.

Agregaron que no existe ninguna información relacionada con concesiones, contratos, convenios, permisos, licencias o autorizaciones otorgados por el Gobierno del Estado de Sinaloa referente al aprovechamiento del estadio de futbol profesional en Mazatlán, lo que constituye incumplimiento de la ley, por lo que desde el 9 de junio próximo pasado, se solicitó la información referente al Gobernador Quirino Ordaz Coppel, así como al resto de dependencias estatales involucradas en el caso, pero hasta ahora la petición ha sido ignorada. Ponche sin tirarle.

Pues al parecer, por más bien intencionado que haya sido el actuar del Gobernador Quirino Ordaz, él o sus asesores se olvidaron de pequeños detalles que tienen que ver con la ley. Tan pequeños que lo pueden poner contra la pared en el caso del Mazatlán F.C. y los Venados, solitos, se pusieron a “parir chayotes” y en riesgo la temporada de la LMP y la Serie del Caribe.

No dudo que se puedan resolver los conflictos de manera pacífica, lo que no veo es que eso dependa de los políticos locales. Parece que tendrá que haber “intervención divina”. Entonces no importará si se violó la ley, si hay o no “fuerzas oscuras”. Ya ve que lo que AMLO toca, lo “purifica”. Eso creo yo.