Brianda Tamara Cruz Sandoval, a sus 22 años, con raíces en el puerto de Mazatlán y criada en el mundo del boxeo por su padre, se convierte en la primera boxeadora sinaloense que asistirá a unos Juegos Olímpicos.

Su nombre ya hace historia al hacerse oficial su plaza a la justa veraniega de Tokio 2020, noticia que la tiene feliz y comprometida con su deporte, su estado y su país. “Estoy feliz, agradecida con Dios, con toda la gente que me apoya, con mis entrenadores que siempre han estado conmigo”, externó la pugilista.

Cruz Sandoval quien se mantiene en concentración en la Ciudad de México, en el Centro de Alto Rendimiento dijo que se siente orgullosa y con una gran responsabilidad, “Es un orgullo, una gran responsabilidad y con mucha disciplina lo acepto, le voy a echar muchas ganas, estoy muy contenta, muy feliz. Ya es oficial, no me cabe tanta felicidad en el pecho”, externó la seleccionada nacional, sin poder ocultar su emoción.

Fue en una reunión con la Federación Mexicana de Boxeo, en donde el Comité Olímpico Internacional hizo oficial la plaza para Tamara, quien se suma a Esmeralda Falcón Reyes, como las primeras mexicanas en representar al deporte de los puños en unos juegos olímpicos.

La noticia se esperaba debido a los resultados de la sinaloense en los eventos internacionales, como la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 y su lugar 16 en el ranking mundial del boxeo amateur.

Tamara se convierte en la segunda deportista de Mazatlán en Juegos Olímpicos en el boxeo, después de que Manuel Verde lo hiciera en Barcelona 92.